Kebra Nagast - La Gloria de los Reyes

Parte 1

El Principio

“y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo”



1-Respecto de la Gloria Imperial

He aquí la interpretación elucidada de los Patriarcas respecto del esplendor, la grandeza
Y la dignidad que Dios otorgó a los descendientes de Adán, y muy especialmente concerniente Al esplendor y la grandeza de Sión el tabernáculo de la Ley de Dios, del cual El mismo es el creador Original, en su fortaleza sagrada, antes de la creación de ángeles y seres humanos. De ese modo el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo en completa armonía y total acuerdo, establecieron el Sión Celestial
Que sería la habitación de su gloria.
De tal forma el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo dieron la palabra así:
“Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza” y así en total acuerdo y voluntad opinaron ellos. Y el hijo pronunció diciendo: “Yo encarnaré mediante el cuerpo de Adán,” y el Espíritu Santo pronunció diciendo: “Yo habitaré en el corazón de los profetas y los santos”
y este acuerdo y convenio se cumplió en Sión, la ciudad de su gloria.
Y así El crió a Adán en SU PROPIA IMAGEN Y SEMEJANZA, para de esta manera conquistar a Satanás el pecador orgulloso junto con sus seguidores, y establecer a Adán- su hijo propio -
Con los santos, con sus hijos, para su adoración. Ya que el portento de Dios fue concretado en sus
palabras cuando El dijo: “Yo me haré hombre, y estaré en toda mi creación, en carne y hueso viviré.” Y así en los días postreros, por voluntad divina fue concebido en el cuerpo del
Segundo Sión , el Segundo Adán , o sea nuestro Salvador Jesucristo.
Esta es nuestra gloria y nuestra fe, nuestra esperanza y nuestra vida , el Segundo Sion
2-La grandeza de los reyes

Déjanos considerar y comenzar a plantear, cual de los reyes de la tierra desde el primero hasta el último, considerando la Ley, la ordenanza el honor y la grandeza debemos magnificar.
Gregorio, el hacedor de maravillas y milagros quien fue recluido a una cueva a causa de su amor por
El martirio de Cristo y sufrió tribulación por quince años dijo: “cuando estaba en el pozo yo estudié
Sobre este asunto y sobre la locura de los reyes de Armenia, y dije: ¿En que consiste la grandeza de los reyes?
¿Esta en la multitud de soldados, o en el esplendor de posesiones mundanas? ¿o en su alcance de gobernar ciudades y pueblos?”
ese fue mi pensamiento cada vez en mi plegaria, y fui incitado a meditar una y otra vez acerca de la grandeza de los reyes y ahora comenzaré.

3-El reino de Adán

Y asciendo desde Adán y digo: Dios es rey en verdad y para El es la alabanza, y el designó
Debajo de El a Adán para reinar por sobre todas las cosas que El había creado. Y El lo condujo fuera del jardín a causa de su apostasía, a través del pecado de la serpiente y la conspiración del demonio. Y en aquel penoso momento nació Caín y cuando Adán vio que su rostro era de mal genio y arisco y su apariencia malvada, el estuvo triste y entonces nació Abel, y cuando Adán vio que su apariencia era buena y su rostro de buen temperamento el dijo: “Este es mi hijo, el heredero de mi reino”


4- Respecto a la envidia

Cuando ellos crecieron juntos, Satan tuvo envidia de el, y depositó esa envidia en el corazón de Caín, quien tuvo envidia de Abel primero a causa de las palabras de su padre
Adán, quien dijo:” El de rostro de buen temperamento será el heredero de mi reino”
Y segundo a causa de su hermana de bello rostro, la cual nació con el y le fue dada a su hermano Abel, así como Dios dispuso, que se multiplicasen y llenaran la tierra. El rostro de la hermana que
Nació con Abel, se asemejaba al de Caín, y su padre transfirió las dos hermanas cuando las dio en matrimonio; y tercero porque cuando los dos hermanos ofrecieron sacrificio, Dios acepto la ofrenda de Abel y rechazo la ofrenda de Caín. A causa de esta envidia Caín asesino a Abel, De este modo el fraticidio fue creado a través de la envidia de Satán por los hijos de Adán.